• ‘El Viaje de Aladina’, impulsado por Fundación Aladina, ha supuesto la rehabilitación integral de las 22 habitaciones que ocupan la Unidad de Oncohematología Pediátrica del Hospital Virgen del Rocío, en Sevilla.                                                                                                                                  
  • Dicha rehabilitación, con un coste de 690.000 euros, ha permitido mejorar un espacio que cambiará completamente la experiencia de ingreso y tratamiento de los 350 niños que cada año se benefician de la Unidad.
  • El proyecto ha sido posible gracias al Euro Solidario, en el que han participado 5.419 empleados de MAPFRE en España, la mitad de la plantilla, y con el que se han recaudado 64.166 euros.

La Infanta Elena, ha inaugurado esta mañana la nueva planta de Onco Hematología Pediátrica del hospital Virgen del Rocío de Sevilla, un espacio que cambiará completamente la experiencia de ingreso y tratamiento de los 350 niños que cada año se benefician de la Unidad.

La directora de Proyectos de Fundación MAPFRE ha estado acompañada del consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre; del presidente de la Fundación Aladina, Paco Arango; de Manuel Molina, gerente del Hospital Virgen del Rocío; Elena Sanz, directora de Personas y Organización de MAPFRE; y Julio Domingo, director general de Fundación MAPFRE, entre otras personas.

El Viaje de Aladina ha supuesto la primera gran intervención de la Fundación Aladina en Andalucía y es, hasta la fecha, uno de sus proyectos más ambiciosos, en total 698 m2 reformados, con una inversión de 690.000 euros.

La intervención en la Unidad de Onco-Hematología Pediátrica del Virgen del Rocío ha incluido la reforma y rehabilitación del total de las 22 habitaciones, baños, escuela de niños, pasillos y zonas comunes de la unidad, así como la creación de una sala para padres y el acondicionamiento de un patio exterior.

El objetivo del proyecto es mejorar la calidad de vida de los niños y adolescentes ingresados, buscando la luz natural y el contacto con el mundo, convirtiéndoles en protagonistas de su propia aventura.

El Viaje de Aladina” representa el primer gran proyecto de la Fundación Aladina en Andalucía, así como la apertura de una etapa de colaboración y compromiso de la entidad con esta comunidad autónoma.

Colaboradores: “Nunca un euro dio para tanto”

Para la realización del “Viaje de Aladina”, la Fundación Aladina ha contado con el apoyo de los 5.419 empleados de MAPFRE en España, cerca de la mitad de la plantilla, que hace dos años recaudaron 64.166 euros para este proyecto social gracias al Euro Solidario, una iniciativa que impulsa MAPFRE, en coordinación con Fundación MAPFRE, y que desde 2017 ha reunido 578.808 euros para apoyar este tipo de proyectos.

Los empleados que se sumaron al Euro Solidario aportaron mensualmente un euro de sus nóminas y la compañía igualó esa cantidad, aportando también un euro mensual por cada empleado que lo hizo.

También han participado Fundación Cobre Las Cruces, Fundación Altamira Lar, Lar España, y Salomé Góngora, madre de un expaciente, que han financiado el 20% del coste del proyecto.