En la imagen de izquierda a derecha: Louis-Michel Van Loo. María Antonia Fernanda de Borbón, infanta de España. Museo de Bellas Artes de Asturias. Depósito de la colección del IX conde de Villagonzalo. Foto © Marcos Morilla
Jorge Ribalta. De la serie Sur l’herbe. 2005-2008 © Jorge Ribalta. VEGAP, Madrid 2022
  • El gusto francés y su presencia en España (siglos XVII-XIX) analiza la presencia del arte galo en nuestro país a lo largo de los siglos XVII, XVIII y XIX, el período de mayor influencia recíproca e interrelación entre los dos países.
  • La muestra de Jorge Ribalta. Todo es verdad. Ficciones y documentos (1987-2020) toma su título del célebre pero inacabado documental de Orson Welles It’s All True [Todo es verdad] (1941-1943).

Dossier de prensa El gusto francés y su presencia en España (siglos XVII-XIX)
Imágenes de prensa

Dossier de prensa Jorge Ribalta. Todo es verdad. Ficciones y documentos (1987-2020)

Imágenes de prensa 1 
Imágenes de prensa 2

Fundación MAPFRE ha presentado hoy, 8 de febrero, en Madrid, dos nuevas exposiciones: El gusto francés y su presencia en España (siglos XVII-XIX) y Jorge Ribalta. Todo es verdad. Ficciones y documentos (1987-2020), que podrán visitarse desde el 11 de febrero hasta el 8 de mayo en la sala Recoletos, ubicada en el Paseo de Recoletos, 23.

EL GUSTO FRANCÉS Y SU PRESENCIA EN ESPAÑA (SIGLOS XVII-XIX)

El gusto francés es un proyecto que, lejos de construirse como un discurso cerrado, pretende abrir nuevas líneas de conocimiento con respecto a la presencia del arte galo en España durante los siglos XVII, XVIII y XIX.

A través de numerosas pinturas, dibujos, esculturas, piezas de artes suntuarias y decorativas y objetos de uso cotidiano, la exposición pretende adentrarse en la evolución del gusto francés en nuestro país, hasta el momento solo estudiado de forma puntual.

La muestra se divide en diez secciones y un epílogo. Las iniciales abordan la llegada de las primeras piezas galas durante el reinado de Carlos II, último de los Habsburgo españoles, así como la edad de oro de la pintura de ese período.

A continuación, se aborda la consolidación del gusto francés durante el gobierno de los Borbones –con especial incidencia en los reinados de Felipe V, Carlos IV e Isabel II– y concluye con la decadencia de su monopolio hacia 1870, cuando España ya se había convertido en un modelo romántico a seguir.

Un proyecto transversal, que abarca un período histórico tan extenso, no puede ser comprendido sin su contexto histórico. En este sentido, la muestra aborda también aspectos que hacen visible dicha evolución, como las relaciones diplomáticas, la historia del coleccionismo o la construcción de las identidades nacionales.

Este proyecto es el resultado de una profunda labor de investigación que ha permitido sacar a la luz obras que hasta ahora se daban por desaparecidas y realizar nuevas atribuciones en el caso de algunas de las piezas.

La exposición cuenta con el préstamo de importantes instituciones españolas como la Biblioteca Nacional de España, el Museo Nacional del Prado, el Museo Nacional Thyssen Bornemisza, el Museo Nacional de Artes Decorativas, el Museo Nacional del Romanticismo, Patrimonio Nacional, la Fundación Casa de Alba, el Museo de Bellas Artes de Asturias, el Museo de Bellas Artes de Bilbao, o el Museu Nacional d’Art de Catalunya, entre otras, así como de destacadas colecciones particulares, muchas de cuyas obras se presentan por primera vez.

Como señala Amaya Alzaga, comisaria de la exposición, “esta muestra rinde homenaje a un largo y complejo período en que ‘lo francés’ fue sinónimo no solo de clasicismo en las artes sino sobre todo de distinción, magnificencia y elegancia extrema en el adorno y el vestir de los espacios y sus habitantes.”

JORGE RIBALTA. TODO ES VERDAD. FICCIONES Y DOCUMENTOS (1987-2020)

Jorge Ribalta (Barcelona, 1963) es comisario, crítico de arte y fotógrafo, actividades que ha compaginado desde el inicio de su trayectoria en los años 1980. En 2005 su trabajo experimenta un cambio radical que lo divide en dos períodos opuestos, al menos en su concepción de base. Durante el primero de ellos, su obra se focaliza en explorar poéticamente el naturalismo construido de la fotografía, mientras que en el segundo reorienta sus proyectos hacia una reinvención del documental.

Esta es la primera retrospectiva del fotógrafo catalán y recoge el paso desde una fotografía ilusionista de escenificaciones iniciada en 1987 hasta su llegada a la fotografía documental, cuyo punto de partida tiene lugar en el año 2005 y que hoy en día continúa practicando. Para Valentín Roma, comisario, esta exposición «reúne más de tres décadas de práctica, investigación y teoría fotográfica de Jorge Ribalta y, a la vez, constituye un recorrido por las gramáticas y las políticas del documento visual en el contexto español».

A partir de los grandes conjuntos y una lógica serial, el montaje expositivo, cronológico, reúne 14 series de trabajo comprendidas entre finales de los años 1980 y 2020. También incluye una sala de proyecciones y material documental que ofrecen un amplio panorama del trabajo del artista.

En 1987, Jorge Ribalta comenzó a trabajar en sus primeras escenificaciones con miniaturas en el estudio, una labor que se prolongó durante quince años. Con estas imágenes el artista ejercía una crítica a la representación.

En un viaje a Nueva York, en 1997, experimenta con diapositivas en color de 35 mm para fotografiar sus puestas en escena y filmarlas posteriormente con una cámara de Super 8 mm, lo que le permite crear un efecto de movimiento y de paso del tiempo en las imágenes fijas.

2005 supuso un momento de inflexión para el artista, que comenzó a fotografiar las transformaciones urbanas de Barcelona. Estudiar la historia urbana de la ciudad fue su manera de testimoniar la época. En 2007, recibió una invitación para fotografiar Tarragona en el contexto de un proyecto sobre el legado histórico de esta ciudad, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. De ahí surgió Petit Grand Tour, una observación de los procesos, museográficos y turísticos, que confluyen en la producción de los discursos sobre el pasado y que argumentan que la historia es una construcción. El autor emprendía así un análisis y una crítica de las instituciones artísticas y del trabajo cultural.

Tras diez años en el cargo, en 2009, Ribalta abandonó su puesto como responsable de Programas Públicos en el MACBA y comenzó una intensa labor curatorial en la que la investigación histórica adquiría un gran peso y en la que el trabajo de archivo le ofrecerá un nuevo punto de vista sobre el papel de la fotografía en el arte moderno, tema en el que sigue ahondando hoy en día.

Exposición organizada por Fundación MAPFRE y Museo Universidad de Navarra.