PRESENTA, ADEMÁS, LA EXPOSICIÓN DE LA FOTÓGRAFA ALEMANA
ILSE BING

 

  • La muestra Julio González, Pablo Picasso y la desmaterialización de la escultura revisa la colaboración entre estos dos artistas durante el período 1928-1932, cuando Picasso requiere la ayuda técnica de González para realizar el proyecto de un monumento funerario a Guillaume Apollinaire.
  • Ilse Bing presenta un recorrido completo por la producción fotográfica de esta autora, que discurre entre 1929 y finales de la década de los años cincuenta. Un legado que, disperso entre numerosas colecciones europeas y norteamericanas, se ha reunido y se da a conocer por primera vez en España.

Dossier de prensa Julio González, Pablo Picasso y la desmaterialización de la escultura

Imágenes de prensa Julio González, Pablo Picasso y la desmaterialización de la escultura

Dossier de prensa Ilse Bing

Imágenes de prensa Ilse Bing

Fundación MAPFRE ha presentado hoy, 21 de septiembre, las exposiciones Julio González, Pablo Picasso y la desmaterialización de la escultura e Ilse Bing que podrán visitarse desde el 23 de septiembre hasta el 8 de enero en las Salas Recoletos, en el Paseo de Recoletos, 23, Madrid.

JULIO GONZÁLEZ, PABLO PICASSO Y LA DESMATERIALIZACIÓN DE LA ESCULTURA

Pablo Picasso                                                                                                                           Julio González
Figura: proyecto para un monumento a Guillaume Apollinaire,                                      Gran maternidad, 1934
París
, otoño de 1928                                                                                                                  Tate
Musée national Picasso-Paris                                                                                                Foto:Tate
© Sucesión Pablo Picasso. VEGAP, Madrid, 2022
Photo © RMN-Grand Palais (Musée national Picasso-Paris) / Adrien Didierjean

La exposición Julio González, Pablo Picasso y la desmaterialización de la escultura recoge uno de los hitos fundamentales del arte del siglo XX: el desarrollo de un nuevo tipo de escultura en la que la masa y volumen son sustituidos por composiciones de planos abiertos, nuevos materiales y técnicas y la irrupción del vacío como nuevo elemento definitorio. Un nuevo modo de trabajar el metal que iba a jugar un papel importante en la producción artística de las décadas centrales del siglo xx y sería considerado como el momento en el que se crea la escultura abstracta.

La muestra, es, además, un sentido homenaje a Tomàs Llorens, ya que se trata del último gran proyecto de este emblemático historiador del arte, fallecido en 2021. Comisariada junto a su hijo Boye, el proyecto culmina una línea de investigación a la que dedicó una parte central de su trabajo.

El recorrido, que presenta más de ciento setenta obras entre pinturas, esculturas y dibujos, está articulado en ocho secciones. Comienza con Cabeza de Toro, realizada por Picasso apenas una semana después del fallecimiento de Julio González como homenaje a su amigo y a su obra.

El proyecto expositivo ahonda en el trabajo conjunto de estos dos artistas que colaboraron con el fin de realizar el monumento funerario de Guillaume Apollinaire. Entre los dos realizaron once esculturas, siete de ellas bocetos de pequeño tamaño a lo largo de unas quince o veinte sesiones durante cuatro años. Julio González, Pablo Picasso y la desmaterialización de la escultura, permite un mejor entendimiento de esa relación ya que estudia este episodio teniendo en cuenta las trayectorias artísticas de ambos artistas, así como el contexto en el que se desarrolla un nuevo tipo de escultura que tiende hacia la transparencia en el París de los años veinte.

Como señalaba Tomàs Llorens, comisario de la muestra, «Cuando las estudiamos de cerca, se hace evidente que las obras resultantes de la colaboración entre Picasso y González respondían a las incitaciones del tiempo en que fueron creadas». Por una parte estas piezas fueron el resultado del clima artístico del París de la década de los años veinte y muy especialmente  y de las transformaciones del cubismo, que están en el centro de la tendencia hacia la desmaterialización y transformación de la escultura   Por otra,  no hay que olvidar que ya en la Barcelona modernista de fin de siglo, donde se formaron Picasso y González, se había producido un cambio profundo en la visión de las artes decorativas, que fueron equiparadas a las bellas artes, lo que conllevó a un renacimiento de las primeras y, como consecuencia de la forja del hierro.

Las trayectorias artísticas de Picasso y González fueron bastante diferentes, aunque culturalmente próximas. Amigos desde muy jóvenes, ambos vivieron en la Barcelona modernista de principios de siglo XX, trabajaron en París durante las tres primeras décadas y mantuvieron un vínculo que solo rompería la muerte de González en 1942. Su colaboración artística se estudia en esta exposición teniendo en cuenta esa formación e inquietudes comunes, así como el impacto que dejó en sus respectivos trabajos individuales. En el caso de González, este trabajo conjunto le hizo consciente de que el material y las técnicas del metal que dominaba podían ponerse al servicio de la creación de un arte verdaderamente moderno y siguió explorando las posibilidades de la desmaterialización; en el de Picasso, a aprender las posibilidades del trabajo de forja y de la soldadura en hierro, así como a llevar a cabo alguna de las esculturas más relevantes del pasado siglo, como Mujer en el jardín.

Julio González, Pablo Picasso y la desmaterialización de escultura está organizada por Fundación MAPFRE con la colaboración del Musée national Picasso-Paris, la Comisión Nacional española para la Conmemoración del 50 aniversario de la muerte del artista español Pablo Picasso y la González Administration.

La muestra forma parte del programa oficial de la Celebración Picasso 1973-2023 que cuenta con Telefónica como empresa colaboradora en España.

ILSE BING

Ilse Bing
Scandale, 1947
Victoria and Albert Museum, Londres, legado de Ilse Bing Wolff © Estate of Ilse Bing / Victoria and Albert Museum, London

Ilse Bing (Fráncfort, 1899-Nueva York, 1998) nació en el seno de una familia judía acomodada. En 1929, y después de descubrir su vocación al preparar las ilustraciones para su tesis, abandonó la universidad para dedicarse por entero a la fotografía. Lo haría durante los siguientes treinta años, en una trayectoria artística y vital apasionante.

En 1930 se trasladó a París, donde compaginó su dedicación al fotoperiodismo con trabajos personales, convirtiéndose en poco tiempo en una de las principales representantes de las tendencias renovadoras de la fotografía que surgían en la efervescencia cultural del París de aquellos años. Ante el avance del nazismo, en 1941 se exiló en Nueva York junto a su marido, el pianista Konrad Wolff. Dos décadas más tarde, a la edad de sesenta años, abandonó su trabajo como fotógrafa y dirigió su creatividad a las artes plásticas y la poesía hasta su fallecimiento, en 1998.

Su obra está influida por Das Neue Sehen (la Nueva Visión) de Moholy-Nagy, por la Bauhaus de la República de Weimar, y por André Kertész, así como por el surrealismo de Man Ray. Tal y como señala el comisario de la exposición, Juan Vicente Aliaga: «la posición en la que se sitúa Bing escapa a cualquier norma estricta u ortodoxia visual. En ese sentido se puede afirmar que estamos ante una mirada y una concepción de la fotografía harto singulares en las que modernidad e innovación formal van de la mano de un talante humanista en el que anida una conciencia social».

Ilse Bing perteneció a una generación de fotógrafas que, por primera vez, conseguía cierta visibilidad en el mundo de las artes y la cultura, entre ellas Germaine Krull, Florence Henri, Laure Albin-Guillot, Madame d’Ora, Berenice Abbott —a quien Fundación MAPFRE dedicó una exposición en 2019—, Nora Dumas y Gisèle Freund.

La exposición, comisariada por Juan Vicente Aliaga, está compuesta por 190 fotografías además de material documental y se estructurada en torno a diez secciones: Descubriendo el mundo a través de una cámara: los inicios”, “La vida de las naturalezas muertas”, “El cuerpo danzado y sus circunstancias”, “Luces y sombras de la arquitectura moderna”, “El bullir de la calle: los años franceses”, “La seducción de la moda”, “Estados Unidos en dos etapas”, “Revelaciones de la autoimagen”, “Retrato del tiempo” y “Naturaleza en vivo”, que hacen un recorrido cronológico y temático por la trayectoria de la artista.

Ilse Bing cuenta con importantes préstamos procedentes de  distintas colecciones e instituciones: Colección de Michael Mattis y Judith Hochberg, Nueva York; International Center of Photography, Nueva York; The Art Institute of Chicago; Galerie Berinson, Berlín; The Museum of Modern Art (MoMA), Nueva York; Victoria & Albert Museum, Londres; National Gallery of Art, Washington D. CThe Metropolitan Museum of Art, Nueva York; Musée Carnavalet, París; o el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, entre otras.

Julio González, Pablo Picasso y la desmaterialización de escultura está organizada por Fundación MAPFRE con la colaboración del Musée national Picasso-Paris, la Comisión Nacional española para la Conmemoración del 50 aniversario de la muerte del artista español Pablo Picasso y la González Administration.

La muestra forma parte del programa oficial de la Celebración Picasso 1973-2023 que cuenta con Telefónica como empresa colaboradora en España.

PICASSO CELEBRACIÓN 1973-2023

Celebración Picasso 1973-2023: 50 exposiciones y eventos para celebrar a Picasso

El 8 de abril de 2023 se cumple el cincuenta aniversario del fallecimiento del artista español Pablo Picasso, evento que marcará la celebración de su obra y su herencia artística en Francia, España e internacionalmente.

Los gobiernos de Francia y de España han acordado trabajar conjuntamente en un programa de alcance internacional, a través de una comisión binacional que reúne a las administraciones culturales y diplomáticas de los dos países.

La Celebración Picasso 1973-2023 gira en torno a unas cincuenta exposiciones y eventos que se celebrarán en instituciones culturales de renombre de Europa y América del Norte que, juntas, abordan un análisis historiográfico de su obra. La conmemoración, acompañada de celebraciones oficiales en Francia y España, permitirá hacer un balance de las investigaciones e interpretaciones sobre la obra de Picasso, especialmente durante el importante simposio internacional en otoño de 2023, coincidiendo con la apertura del Centre d’Etudes Picasso en París.

El Musée national Picasso-Paris y la Comisión Nacional española para la conmemoración del 50 aniversario de la muerte de Pablo Picasso se complacen en apoyar este programa excepcional.

#PicassoCelebration

@MuseePicassoParis

@celebrapicasso

Programa completo de exposiciones

Pablo Picasso, «El acróbata», 1930
Óleo sobre lienzo, 162 x 130 cm, MP120,
Musée national Picasso-París
© Sucesión Pablo Picasso. VEGAP, Madrid, 2022