Cerca de la mitad de los mayores de 55 años sigue ahorrando. 

8 de cada 10 reside en una vivienda en propiedad, mayoritariamente sin préstamos o hipotecas.

Casi la mitad no cree que el mercado laboral valore su experiencia y trayectoria.

La pandemia ha aumentado en más de un millón los seniors con acceso a internet.

El 85% planea viajar el año que viene, sobre todo a destinos nacionales.

La investigación la ha realizado el Centro de Investigación Ageingnomics Fundación MAPFRE, en colaboración con Google.

La inmensa mayoría de la población mayor de 55 años cuenta con un seguro (98%), un dato que contrasta con el 24% de personas mayores de 55 años que actualmente tiene plan de pensiones. De media, los sénior tienen tres seguros.  Los más frecuentes son los de hogar (85%), automóvil (79%) y decesos (52%), salud (28%), vida (16%) y accidentes (8%), cifras que ponen de manifiesto el interés de los mayores de 55 años por este tipo de productos, cuya contratación se ha mantenido estable con respecto al año pasado.

A medida que la edad avanza aumenta el porcentaje de población sénior con seguros de hogar, decesos y salud, mientras que disminuye el porcentaje que tiene seguros de vehículos, vida y accidentes. En este sentido, el momento en el que estas personas suscriben más pólizas de hogar es a partir de los 70 años (89%); en el que más contratan una póliza de coche es entre los 65 y los 69 (84%); un seguro de decesos, entre los 60 y 64 años (58%); un seguro de vida, entre los 55 y los 59 años (26%); un seguro de salud, a partir de los 70 años (31%); y un seguro de accidentes, entre los 60 y 64 años (13%). La franja de edad en la que los mayores contratan más planes de pensiones es la comprendida entre los 60 y los 64 años (36%), seguida de la de 55 a 59 años (29%), porcentajes que también se mantienen estables con respecto a 2020.

Son algunas de las conclusiones del II Barómetro del Consumidor Sénior, que ha elaborado Fundación MAPFRE, por primera vez con la colaboración de Google, con el objetivo de identificar los hábitos de consumo que tienen los mayores de 55 años, un segmento de la población que actualmente está formado por 15,8 millones de españoles, y que según el informe se caracterizan por contar con más de un ingreso en su hogar (47%), conseguir ahorrar mensualmente (48%), ayudar económicamente a sus familiares y personas cercanas (43%), visitar el médico menos de una vez cada seis meses (32%), viajar por ocio y turismo al menos una vez al año (33%), ser propietarios de una vivienda libre de préstamos e hipoteca (66%), y comprar por internet (43%), entre otros aspectos.

La investigación, resultado de una encuesta a 1.525 mayores de 55 años en España, se ha presentado esta mañana, en Madrid, en un acto que ha contado con la participación de Antonio Huertas, presidente de MAPFRE y de Fundación MAPFRE, así como de Fuencisla Clemares, directora general de Google Iberia, y Roberto Ramos, responsable de la Unidad de Análisis Estructural del Banco de España, quien ha analizado las características nacionales de la economía silver.

El presidente de MAPFRE ha destacado que el crecimiento de la economía plateada va a ser el “elemento tractor del crecimiento económico en general”, una afirmación, ha indicado, con un alto grado de verosimilitud, a raíz de los datos del informe, que pone de manifiesto que “los séniores constituyen un grupo con nivel de renta, propiedades y poder adquisitivo, para impulsar la demanda nacional de bienes y servicios, que genera del 60% del PIB de nuestro país”.

También han intervenido Juan Fernández Palacios e Iñaki Ortega quienes han dirigido la cuarta investigación del Centro de Investigación Ageingnomics Fundación MAPFRE, entidad cuyo objetivo es promover el estudio y la divulgación de la llamada ‘generación de las canas’, es decir, personas entre los 55 los 75 años, que por lo general cuentan con salud y calidad de vida para seguir aportando a la sociedad su talento, trabajo y consumo. 

Con más capacidad de ahorro

La crisis sanitaria y económica no ha alterado estructuralmente la base del consumo sénior, lo que ha permitido que cerca de la mitad de los mayores de 55 años (48%) siga teniendo capacidad de ahorro todos los meses y pueda continuar haciendo frente al pago de su hipoteca, al plan de pensiones y a sus seguros. En este sentido, el informe destaca que la capacidad de ahorro aumenta con la edad, es mayor en entornos urbanos y cuando se trabaja por cuenta propia. También señala que 4 de cada 10 consigue ahorrar entre el 11 y el 30% de los ingresos que percibe; que menos de una tercera parte cuenta con algún préstamo o hipoteca. 

Optimistas y con poder adquisitivo 

Los mayores españoles forman una red de apoyo para sus círculos cercanos, lo que les permite ayudar económicamente a su entorno de forma habitual. El 43% reconoce ayudar a algún miembro de la familia, familiar o amigo cercano, y de ese porcentaje, el 67 lo hace de forma mensual y el 24%, más de dos veces al año. El informe también pone de manifiesto, que estas personas se mantienen optimistas ante su situación económica futura (el 58% cree que seguirá más o menos igual a partir de ahora), si bien seis de cada 10 prevé un aumento del gasto en vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, las partidas que más gasto concentran en este colectivo y donde los mayores de 55 años esperan gastar más (58%), tanto en la actualidad como a lo largo de los próximos meses. Por primera vez, dichos gastos superan a los de alimentación, ámbito en el que este colectivo consumió más el año pasado.  

Vivienda sin hipoteca y ‘coliving’ 

8 de cada 10 españoles mayores de 55 años reside en una vivienda en propiedad, la mayoría de ellos sin necesidad de pagar préstamos o hipotecas (66%) y seis de cada diez no tiene intención de cambiar de residencia en el futuro, especialmente los mayores de 70 años, los menos dispuestos. El informe apunta, además, a que el 34% de los mayores elegiría el modelo residencial comunitario, coliving, como la alternativa preferente a la vivienda familiar, y que únicamente el 16% estaría dispuesto a vivir en una residencia para la tercera edad. Llaman la atención dos tendencias que ha detectado Google sobre la población sénior sobre el hecho de que más del 40% podrían ser considerados do-it-yourself, consultan videotutoriales con frecuencia, y porque están un 60% más interesados que el resto de la población en este tipo de formación online para aprender a resolver tareas en casa.

Trabajo flexible y jubilación 

Los mayores de 55 años no sienten que el mercado laboral valore su experiencia y trayectoria (49%) y buscan trabajos que conecten más con sus valores y con su visión del mundo (53%) y que les aporten sentimiento de pertenencia y flexibilidad, una percepción que aumenta proporcionalmente a medida que el nivel de estudios es mayor. También muestran ciertas preferencias laborales, como sentirse parte de un equipo, aprender y poder crecer en entornos abiertos y flexibles, y valoran mucho más una remuneración por horas, entre otros.

En cuanto a la jubilación, seis de cada 10 reconocen estar satisfechos con su edad de jubilación (consideran que se han jubilado o jubilarán en el “momento deseado”), una realidad que choca con el hecho de que la mayoría deja para el último momento la planificación de la jubilación. En este sentido, solo 1 de cada 4 (24%) planifica su jubilación a partir de los 60 años, es decir, 20 años después de la edad recomendada.

Cuidan su salud y van poco al médico 

La pandemia no ha variado la frecuencia de asistencia de los sénior a los centros sanitarios. Un 32% asiste menos de una vez al semestre, un 26%, como mínimo una vez cada seis meses, y el 24%, una vez al mes. Solo el 18% realiza visitas frecuentes a un centro de salud. En este contexto, el informe resalta que muchos reconocen haber empeorado su salud emocional durante el último año (53%), especialmente en la franja de edad comprendida entre los 55 y los 64 años, y que los mayores de 55 años continúan preocupándose por el cuidado de su salud física, especialmente a través de la alimentación (77%), revisiones médicas (60%), horas de sueño (58%), práctica de ejercicio (55%) y evitando el consumo excesivo de alcohol y tabaco (52%), entre otros. Según los datos aportados por el informe, los sénior se caracterizan, además, por estar un 18% más interesados en llevar hábitos de vida saludables que los jóvenes, especialmente por el fitness online, y por consultar recetas para hacer en casa en internet (un 30% más). 

Más digitales que nunca 

El acceso a internet por parte de los consumidores sénior ha aumentado en un millón de usuarios desde el comienzo de la pandemia. Actualmente, más del 60% de la población mayor de 55 años está conectada a internet (10 millones mayores), de los cuales, el 95% lo hacen a través del móvil (9,5 millones de mayores). Dicha conectividad les ayuda, entre los motivos, a realizar operaciones bancarias (9 millones de mayores en 2021) y consultas en redes sociales; comprar productos a través de internet (43%), sobre todo para adquirir ropa y alimentación; y unirse a cursos y tutoriales online. En todas estas categorías la franja de edad más digital fue la comprendida entre los 55 y los 65 años y las plataformas más frecuentadas son Facebook (9,9 millones de seniors), Youtube (9,8); WhatsApp (9 millones), Gmail (8,4), Amazon (7) e Instagram (5,5). 

Viajes y consumo responsable 

Los séniors españoles continúan siendo un motor turístico, especialmente en España. A pesar de haber disminuido sus viajes por motivo de la pandemia en el último año (69%), estas personas prevén recuperar este hábito de ocio en 2022, volviendo a los niveles pre-COVID-19 (85%). En su consumo apoyan la transición a modelos más sostenibles y en este sentida apoyan las siguientes medidas: que los bancos y aseguradoras promuevan proyectos sociales y medioambientales (64%) y dejar de consumir marcas que no sean éticas (56%). Destaca, además, un nuevo perfil entre este colectivo, denominado, ‘Green Living Enthusiasts’, que son aquellos que se caracterizan por apostar por la sostenibilidad, se esfuerzan por tomar decisiones respetuosas con el medio ambiente y suelen revisar las etiquetas minuciosamente antes de adquirir un artículo.  

Puedes consultar el informe completo en:

https://documentacion.fundacionmapfre.org/documentacion/publico/es/media/group/1299.do

y el resumen:

https://documentacion.fundacionmapfre.org/documentacion/publico/es/media/group/1301.do