• Miró Poema se adentra en el papel que la poesía juega en la obra de Joan Miró al tiempo que aborda la relación de complicidad que el artista estableció con diversos poetas y escritores de su época
  • Bill Brandt es considerado uno de los fotógrafos británicos más influyentes del siglo XX.
  • Pueden visitarse hasta el 29 de agosto en la Sala Recoletos, Madrid.

Dossier de prensa Miró Poema
Imágenes Miró Poema
Dossier de prensa Bill Brandt
Imágenes Bill Brandt

Fundación MAPFRE ha presentado hoy, 1 junio, en Madrid, dos nuevas exposiciones: Miró Poema y la del fotógrafo británico Bill Brandt, que podrán visitarse desde el 3 de junio hasta el 29 de agosto en la sala Recoletos, ubicadas en el Paseo de Recoletos, 23, en Madrid.

MIRÓ POEMA

A lo largo de su trayectoria, Joan Miró (Barcelona, 1893-Palma de Mallorca, 1983) se interesó por muy diversas disciplinas artísticas. Abordó la escultura en bronce y el modelado, las diversas técnicas de estampación, y la música y la lectura ocuparon un lugar fundamental en su vida. En el ámbito literario, mostró especial preferencia por la poesía y la prosa poética.

La exposición, compuesta por 17 pinturas, 31 dibujos, 9 libros ilustrados y diversa documentación relacionada con estas disciplinas, trata de descifrar el papel que tuvo la escritura poética en la trayectoria de Miró y analiza la relación de complicidad que el artista estableció con diversos poetas como Lise Hirtz, Paul Éluard, Tristan Tzara, Jacques Dupin, Joan Brossa y Jacques Prévert.

El recorrido expositivo tiene dos polos cronológicos: el primero de esos polos lo marcan las décadas de 1920 y 1930, en las que realiza una pintura que se aleja cada vez más de las convenciones establecidas por la figuración. Influido por el surrealismo y por la práctica del dibujo, el artista, de forma parecida al modo en el que sus amigos escritores abordan la página en blanco, trabaja en obras cada vez más desnudas, despojadas de toda anécdota o narratividad y se muestra consciente de estar «en caminos peligrosos».

En estos años la palabra comienza a “salpicar” algunas de sus obras, en forma de frases, sintagmas, onomatopeyas y metáforas. Sin embargo, estos lienzos siguen siendo pinturas, todavía se resisten a dejar de serlo, tal y como el propio artista señala a través de los títulos les otorga: Peinture «Tête de fumeur» [Pintura «Cabeza de fumador», 1924], Peinture «Femme, tige, coeur» [Pintura «Mujer, tallo, corazón», 1925] o Peinture «TIC TIC» [Pintura «TIC TIC», 1927].

De forma paralela, Miró trabaja con distintos escritores y poetas ilustrando sus libros. Utiliza distintas técnicas de estampación que aprende siempre concienzudamente y no se queda en la mera ilustración, sino que va más allá y trata de ofrecer un significado más amplio del texto, “iluminándolo”.

El segundo de esos polos cronológicos lo marcan los últimos años de la década de 1960, en los que el artista avanza en su trayectoria sin olvidar lo ya realizado. Ahora aquellas obras que partían de la poesía pero que todavía conservaban en su título «pintura», se convierten literalmente en «poemas«, tal y como señalan los títulos de un grupo de lienzos en los que trabaja por estas fechas y que pueden contemplarse en «De la poesía al poema», última sección de la exposición.

Además, la muestra presenta algunos proyectos en los que tanto texto como ilustración surgen de sus propias manos, libros de artista en los que el Miró iluminador y el Miró poeta se encuentran. Ejemplo de esto son Le lézard aux plumes d’or [El lagarto de las plumas de oro, 1971], Ubu aux Baléares [Ubú en las Baleares, 1971] o L’enfance d’Ubu [La infancia de Ubú, 1975], además de un cuaderno inédito concebido como proyecto para un libro de artista, entre la poesía y la plástica, realizado entre 1936 y 1939.

Con motivo de la exposición se ofrece a los visitantes un recorrido audioguiado distinto de los habituales. Fundación MAPFRE ha encargado a diez poetas actuales en lengua española y catalana la creación de poemas inspirados en obras presentes en la exposición. De ese modo, se genera un nuevo contenido literario que actualiza el vínculo entre poesía y pintura en Miró. Los usuarios de la audioguía podrán escuchar, de boca de sus creadores, poemas de Luisa Castro, Alberto Chessa, Antonio Colinas, Miquel de Palol, Olvido García Valdés, Darío Jaramillo, Sandra Lorenzano, Juan Carlos Mestre, Julia Piera y Cristina Peri Rossi.

Exposición organizada por Fundación MAPFRE con la colaboración especial de la Fundació Joan Miró, Barcelona.

BILL BRANDT

Fundación MAPFRE presenta la primera retrospectiva que se realiza en España sobre Bill Brandt (Hamburgo, 1904-Londres, 1983), considerado uno de los fotógrafos británicos más influyentes del siglo XX.

Aprendiz en el estudio de Man Ray e influido en sus orígenes por artistas como Brassaï, André Kertész o Eugène Atget, Bill Brandt concibe el lenguaje fotográfico como un poderoso medio de contemplación y comprensión de la realidad, pero siempre primando las consideraciones estéticas sobre las documentales.

Publicadas en la prensa o en libros, algunas de sus fotografías se convirtieron rápidamente en imágenes icónicas, indispensables para entender la sociedad inglesa de mediados de siglo.

La muestra, que pudo verse en el centro de fotografía KBr Fundación MAPFRE, Barcelona el pasado otoño, reúne 186 fotografías positivadas por el propio Brandt, que, a lo largo de casi cinco décadas, abordó los principales géneros de la disciplina fotográfica: reportaje social, retrato, desnudo y paisaje.

La muestra, dividida en seis secciones, recorre la obra de este artista en la que sobrevuela siempre un cierto aire de inquietud, animado seguramente por la personalidad del propio Brandt, así como por el movimiento surrealista y las teorías psicoanalíticas de Freud, con las que estaba familiarizado.

La exposición se complementa con escritos, algunas de sus cámaras de fotos y distinta documentación, entre la que destaca una entrevista que ofreció al final de su vida al canal de televisión británico BBC en 1983, así como publicaciones ilustradas de la época. Todo ello gracias a la cortesía del Bill Brandt Archive de Londres y de la Edwynn Houk Gallery de Nueva York.

Esta exposición forma parte de la sección oficial del Festival PhotoESPAÑA