Jesús Monclús, director de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, presenta en Washington DC las conclusiones de un informe que analiza las causas más frecuentes por las que los menores de 14 años pierden la vida como resultado de una lesión no intencionada en Estados Unidos.

  • Asfixia, siniestro de tráfico y ahogamiento, entre las principales causas de muerte no natural.
  • Las caídas son la causa más común de lesión entre los menores de 14 años.
  • El informe lo ha realizado Fundación MAPFRE en colaboración con la Universidad Johns Hopkins

En Estados Unidos, ser menor de un año implica tener más posibilidades de fallecer a causa de una lesión no intencionada que un niño de mayor edad, en concreto tres veces más que niños entre uno y cuatro años y hasta siete veces más que los que tienen entre 5 y 14 años.

Lo indica el informe Child Injury in the United States, que presentó el pasado 17 de julio el director de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, Jesús Monclús, en el marco del congreso internacional Childhood Injury Prevention (PREVCON), organizado por Safe Kids Worldwide en la ciudad de Washington DC.

El informe, elaborado por Fundación MAPFRE, en colaboración con la Universidad Johns Hopkins, pone de manifiesto que 8 de cada 10 fallecimientos causados por lesiones no intencionadas se producen como resultado de asfixia, que casi la mitad se debe a un siniestro de tráfico (49%), y que los ahogamientos son la tercera causa de muerte no natural.

Puedes acceder al informe en su idioma original (inglés) aquí.