Policía Nacional, PantallasAmigas, Stiftun Digitale Chancen, Instituto Politécnico de Porto y Fundación MAPFRE forman parte de este consorcio que cuenta con el apoyo de la Unión Europea.                                                                                                                                 

Gracias al proyecto ENDING se han elaborado dos guías en tres idiomas en las que han colaborado adolescentes entre 13 y 15 años.                          

La guía para docentes explica, entre otros, el riesgo de ponerse en contacto con desconocidos, y la guía de familias, advierte de la importancia de que los jóvenes sepan que difundir imágenes de pornografía infantil es un delito.

Las familias con menos recursos y en riesgo de exclusión social son el colectivo que sufre directamente el abandono escolar precoz.                   

Durante el curso que viene, se trabajará en la tercera guía, dirigida a estudiantes.

Los materiales están disponibles en www.endingproject.eu

Un total de cinco entidades europeas, entre ellas, tres españolas, Policía Nacional, PantallasAmigas y Fundación MAPFRE, se han unido para desarrollar el proyecto ENDING. El objetivo es contribuir a reducir el abandono escolar precoz, uno de los principales problemas a los que se enfrenta el sistema educativo en Europa y en el que influyen factores como el mal uso de las nuevas tecnologías y los riesgos asociados al entorno digital. Completan el consorcio, la alemana, Stiftung Digitale Chancen, y la portuguesa, Instituto Politécnico de Porto, quienes conjuntamente desarrollarán esta iniciativa educativa, financiada por la Unión Europea a través del programa Erasmus+.

Hasta el momento, ENDING ha permitido desarrollar dos guías, en las que han participado activamente los propios adolescentes entre 13 y 15 años, y que están disponibles en español, portugués e inglés.

La guía para docentes propone soluciones para ayudar a los jóvenes en su vida personal y académica, entre las que destaca, ayudarles a limitar el tiempo que dedican a las TIC; establecer alternativas de entretenimiento, como torneos deportivos y actividades culturales; promover que cumplan con sus responsabilidades antes de usar el móvil; explicarles el riesgo de ponerse en contacto con desconocidos; y enseñarles a proteger su privacidad.

Riesgos en Internet

Las cinco entidades han elaborado, además, una guía para familias, un colectivo que sufre directamente el problema, especialmente entre aquellos padres y madres con menos recursos o en riesgo de exclusión social.

El objetivo es facilitarles información y consejos para detectar posibles problemas derivados de un uso excesivo de los dispositivos digitales de los menores, así como de los riesgos que conlleva su exposición en Internet y las redes sociales. La guía propone indicaciones como no hacerse fotos ni vídeos comprometidos para evitar situaciones de ‘sexting’ o ‘sextorsión’; no difundir este tipo de imágenes, ni propias ni de terceros; explicar a los menores la importancia de cuidar su imagen online; hacerles entender que difundir imágenes de pornografía infantil es un delito; e insistirles en que deben comunicar este tipo de hechos a familiares, profesores, policía o médicos.

Los colegios que han participado en la implantación y testeo de la metodología han sido el Colegio Aquila, en Parla, Madrid, el C.E. Santa María la Nueva y San José Artesano (Burgos), y dos portugueses, Agrupamento de Escolas Eugenio de Andrade y Escola Secundaria da Boa Nova-Leca da Palmeira, ambos de Porto.

A lo largo del próximo curso escolar se realizarán talleres con los alumnos de dichos centros y se trabajará en los contenidos de la última de las guías, donde los protagonistas serán los adolescentes, que proporcionarán, con su lenguaje y desde su experiencia, los consejos que impartirán a sus compañeros. El objetivo final es elaborar y testar la metodología que permita a los centros educativos implementar este programa de manera autónoma.

Toda la información del proyecto se encuentra disponible en la web www.endingproject.eu