Imágenes de vídeo en alta resolución. Usuario: INFORME    Clave: TRACTORES

Informe completo.

  • Más de la mitad de las personas que fallecen como resultado de un vuelco de tractor tiene más de 60 años.                                             
  • Galicia, la Comunidad Autónoma que registra más siniestros mortales con máquinas.
  • Fundación MAPFRE aboga por una estrategia que mejore la recogida de datos, contribuya a renovar el parque e impulse la formación en el uso seguro de tractores.

 

En los últimos 10 años, alrededor de 1.172 personas han perdido la vida en siniestros ocurridos en el campo, 117 al año. El vuelco de tractor es el siniestro mortal más frecuente y representa el 59% del total de siniestros mortales que se producen con maquinaria, lo que se traduce en cerca de 600 fallecimientos en una década, es decir, unos 60 al año.

Es una de las conclusiones del informe Siniestralidad mortal agrícola, vuelco de tractores y riesgos de incendios en cosechadoras (2010-2019), que ha presentado esta mañana Fundación MAPFRE en el marco de la Feria Internacional de la Maquinaria Agrícola, que se celebra estos días en la capital aragonesa, y que incorpora datos por Comunidades Autónomas y por provincias.

De la investigación, basada en la información recogida en los medios de comunicación entre 2010 y 2019, se desprende que los accidentes en el sector agrario son mucho más numerosos que lo que reflejan las estadísticas de accidentes laborales, que recogen información procedente de trabajadores por cuenta ajena y que excluyen tanto a los familiares que ayudan puntualmente en tareas agrícolas como a las personas jubiladas. En este sentido, el informe destaca que actualmente, solo el 40% de todos los fallecimientos que ocurren se consideran siniestros laborales (473, según los sucesivos Ministerios de Trabajo) por lo que es difícil disponer de estadísticas fiables.

Sin estructura de protección al vuelco

El trabajo, elaborado en colaboración con la Universidad Pública de Navarra (UPNA) y la Universidad de Zaragoza (UZ), pone de manifiesto que las víctimas de los vuelcos del tractor en las parcelas (49%) son algo más frecuentes que las de vuelcos de tractor en caminos y carreteras (42%); que el tipo de tarea que se asocia a un mayor número de vuelcos de tractor es el transporte con remolque (35%); que un 26% de los vuelcos se produce cuando el tractor está labrando; y que uno de cada cinco vuelcos se produce “in itinere”. También llama la atención que en el 86% de los siniestros por vuelco con fallecidos, el vehículo no tenía ROPS (estructura de protección al vuelco), que el arco estaba abatido (5%) y que en el 7,5% de los casos, aun contando con sistema de protección antivuelco, el conductor no llevaba abrochado el cinturón de seguridad o intentó saltar en marcha.

La edad media de los fallecidos en siniestros en los que estuvo implicada maquinaria es de 59,4 años. La mayoría de los afectados fueron hombres y el 43,2 %, mayores de 65 años.

Víctimas mortales por Comunidades Autónomas

Galicia, con 184 fallecidos, Andalucía, con 124, y Castilla y León, con 107 son las tres Comunidades Autónomas que registran un mayor número de fallecidos, según las noticias publicadas en medios de comunicación entre 2010 y 2019. Por el contrario, Islas Canarias, con 11, Madrid, con 12, y Cantabria, con 14, son las tres con menor cifra absoluta de siniestros mortales.

Según Jesus Monclús, director de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, “estos datos no significan necesariamente que existan Comunidades Autónomas más peligrosas que otras, simplemente suponen una llamada a la acción para sensibilizar a los agricultores sobre los riesgos más frecuentes y la importancia de prevenirlos”. También ha indicado que los resultados de la investigación permitirán “llamar la atención sobre la necesidad de mejorar el registro actual de datos y analizar, con mayor profundidad, el origen de los siniestros”.

Factores de riesgo

La gran variedad de tareas que realizan los agricultores, unido al empleo que hacen de distintos tipos de maquinaria y la urgencia con la que deben realizar determinadas tareas, habitualmente en solitario y lejos de atención sanitaria, son algunos de los factores que incrementan el riesgo de siniestro en las tareas agrícolas. También destaca la temporalidad propia del sector, con mano de obra contratada en los momentos de máxima carga de trabajo.

Más formación y renovación de vehículos

“No hay suficiente concienciación. Hablamos de una siniestralidad que, en su mayoría, ni siquiera entra a formar parte de las estadísticas oficiales consolidadas. Es una siniestralidad muda, que hasta la fecha no ha merecido  planes o estrategias integrales. Es apenas un goteo semanal de trágicas noticias”.

Así lo manifestado Jesus Monclús quien ha indicado que para poder luchar contra este “fatalismo” y “salvar esas 60 vidas al año”, es necesario que se diseñe una estrategia que incluya, en primer lugar, mejorar el modo en que se recogen los datos de este tipo de siniestralidad, renovar el parque con vehículos modernos, dotándolos con estructura de protección y cinturón de seguridad, e instalando estos sistemas en los tractores que no dispongan de ella. También ha hecho hincapié en la importancia de la formación en el uso seguro de tractores y en este sentido ha destacado que “la formación tiene que llegar a todos los niveles, tanto en el momento de la adquisición de tractores nuevos, como en la formación profesional y en los masters de prevención de riesgos laborales”.

En España existen 1.130.000 tractores, de los que alrededor de 974.000 están funcionando. Entre 300.000 y 400.000 no cuenta con protección para vuelcos y cerca del 60% cuenta con una antigüedad entre 18 y 20 años, el doble que la media europea.

Siniestros de tráfico

El informe pone de manifiesto, además, la necesidad de que los agricultores presten mayor atención a los desplazamientos con el tractor por caminos y carreteras; moderen la velocidad, especialmente en las curvas y si van con remolque o con aperos enganchados; y utilicen el cinturón de seguridad y señalización luminosa en vías públicas. En este sentido, Fundación MAPFRE también hace hincapié en la necesidad de mejorar la formación para obtener la licencia de maquinaria agrícola y la de los conductores con permiso de conducción B que vayan a utilizar maquinaria agrícola.

Según datos de la Dirección General de Tráfico, en el periodo 2010-2019, se contabilizaron un total de 178 fallecidos, principalmente en tractores como consecuencia de siniestros ocurridos en las vías de circulación públicas, de los cuales: 164 eran conductores y 14 pasajeros y 157 fallecieron en las vías interurbanas y 21, en el entorno urbano. Estos siniestros están incluidos en la cifra total de fallecidos en siniestros de tractores (880), del estudio de Fundación MAPFRE.