La liga de videojuegos profesional y Fundación MAPFRE lanzan la campaña
‘Feel good, play better’

  • La campaña, que presenta el streamer “Manute”, incide en la importancia de hacer pausas para comer y descansar fuera del espacio donde se juega, así como realizar ejercicio.
  • La pandemia ha provocado un aumento en el número de aficionados a los videojuegos, según los expertos.
  • El sedentarismo es uno de los riesgos más habituales para la salud de aficionados y profesionales.
  • Los jugadores más habituales son hombres, entre 21 y los 35 años, con estudios superiores.

Programar descansos para realizar las principales comidas del día, reducir el sedentarismo, con actividad física diaria y pausas activas; y dormir entre 7 y 8 horas diarias como mínimo, principalmente con horarios regulares, son algunos de los consejos que los expertos recomiendan a jugadores de videojuegos para cuidar su salud física y mental, y mejorar el rendimiento competitivo.

La Liga de Videojuegos Profesional (LVP, Grupo Mediapro) y Fundación MAPFRE han presentado hoy la campaña Feel good, play better, para promover hábitos saludables entre los miles de jóvenes de todo el mundo que son aficionados a los videojuegos. La iniciativa incide, además, en la importancia de evitar el consumo de alimentos de forma simultánea al juego; utilizar un mobiliario que permita controlar las alturas y las distancias para evitar problemas musculo esqueléticos; e incorporar rutinas, como enfocar la mirada a lo lejos durante los descansos, como, por ejemplo, mirando por una ventana.

El sedentarismo es uno de los riesgos más habituales para la salud de aficionados y profesionales, quienes también tienden a sufrir enfermedades como, por ejemplo, la tendinitis, la epicondilitis (o codo de tenista), el síndrome del túnel carpiano (que puede provocar daño muscular en la mano y en los dedos), así como dolores de cabeza, de espalda y de articulaciones, problemas en la vista, obesidad y otros trastornos provocados por la alimentación, según indica el doctor Luis Delgado, asesor médico de Fundación MAPFRE.

Expertos en sueño, ejercicio físico y fisioterapia

La campaña contará con la participación de distintos profesionales de la salud, especializados al mundo de los videojuegos, que trasladarán a los gamers de todas las edades, distintos hábitos de salud relacionados con la nutrición, la higiene del sueño, el ejercicio físico, la fisioterapia y la salud ocular y mental, entre otros. El streamer profesional, Manuel Gómez, “Manute”, creador de contenido vinculado al equipo Vodafone Giants, será el conductor de toda la campaña y la persona encargada de entrevistar a los expertos en cada una de las materias. La Liga de Videojuegos Profesional y Fundación MAPFRE difundirán estas recomendaciones a través de vídeos amenos y didácticos que se emitirán en las retransmisiones de la LVP, así como en las redes sociales de ambas entidades.

Hombres entre 21 y 35 años

En España, según datos de la Asociación Española de Videojuegos (AEVI), el perfil más frecuente de jugador de videojuegos es el de un hombre (71%), con una edad comprendida entre los 21 y los 35 años (66%), con estudios superiores a la enseñanza obligatoria (76%), que consumen una media diaria de cuatro horas y 30 minutos de Internet, y que son asiduos a las redes sociales. Un informe de Fundación MAPFRE revela, además, que la franja de jóvenes entre los 11 y los 16 años (23%) elige videojuegos de rol en modalidad multijugador masivo, especialmente porque les permite demostrar habilidades de estrategia, así como competir y ganar.

Más videojuegos en 2020

Además del incremento del número de jugadores, también ha aumentado el número de personas que ven competiciones de eSports online. En ese sentido, y según los datos registrados por LVP en 2020, la situación provocada por la pandemia ha incitado un importante repunte en el consumo de competiciones de videojuegos. La Superliga Orange, la competición oficial de League of Legends en España, por ejemplo, cerró su temporada de verano a principios de septiembre con más de 204.000 espectadores por programa, un 19% más que en verano de 2019, y la gran final de dicho campeonato batió todos los récords históricos de audiencia, con más de 265.000 espectadores.